[Pasión por la Fórmula 1] Newey alerta a la FIA por la ubicación de algunos escapes

El director técnico de Red Bull asegura que varias escuderías están rozando el límite del reglamento con sus métodos de aprovechamiento de los gases procedentes del escape.

La temporada pasada la FIA decidió eliminar el difusor soplado y cualquier otro elemento que aproveche los gases del escape. Pero algunos equipos (Ferrari y Lotus) miraron para otro lado e introdujeron en los nuevos coches un sistema basado en un 'cilindro' prolongación de los pontones que extrae los gases provenientes del tren trasero del monoplaza para, en teoría, aumentar la carga. Y a juicio de Newey, estos sistemas no cumplen con la nueva normativa y canalizan de forma indebida el flujo de aire hacia la parte trasera del monoplaza.

"Hasta ahora, la FIA ha sido razonablemente específica en qué se permitirá y qué no. Ellos no quieren ver una captura completa de los conductos, es decir, no se permite una extracción del flujo de aire proveniente del escape mediante un tubo completamente cerrado y usar esa abertura para conducirlo hacia un lugar cualquiera del coche" recordaba Newey. Pero dicho esto, pueden encontrarse lagunas en la normativa que aprovechen las escuderías para saltarse el espíritu de la regla.

"Hay zonas de exclusión en el monoplaza donde no podemos tener ningún elemento de la carrocería y, obviamente, hay ciertas limitaciones sobre dónde pueden dirigirse los gases del escape. Siempre que se cumpla todo esto no debería haber mucha controversia, pero existe la posibilidad de que alguien vaya al límite de la legalidad del reglamento, dicho de esta forma", ha continuado el británico.

Sin embargo, Newey considera que el cambio de normativa actual restará importancia al uso de los gases del escape, se los ubique donde se los ubique.

"Esta utilización de los gases del escape no va a ser una pieza clave en el rendimiento general. Es por eso por lo que hay una gran variación de posiciones de los escapes en los equipos, porque no hay mucho que sacar de ahí. Obviamente estamos trabajando por nuestra cuenta en la posición que hemos elegido nosotros y existen otras rutas diferentes tomadas por otros equipos, pero dudo que vaya a haber mucha diferencia entre un lugar del coche u otro" explicó el genio aerodinamicista.

Es que eliminado el difusor soplado, Red Bull se ha visto obligado a adoptar un sistema diferente a la hora de tratar el funcionamiento de los gases del escape después de no ser capaces de sustituir completamente su efecto en la fabricación del RB8.

"Creo que cuando el doble difusor fue prohibido a finales de 2010 pudimos reemplazar el efecto que tenían con los gases de los escapes. A día de hoy, con las nuevas normas, es muy difícil reemplazarlo, o al menos nosotros no lo hemos conseguido. Pero, obviamente, hay muchas optimizaciones para restar la importancia de la utilización de los gases del escape en el monoplaza. Es difícil saber si hemos hecho un trabajo mejor que los demás. No existe ninguna idea magnífica que pueda sustituir la utilización de los escapes. Se puede volver a perfeccionar el monoplaza y a partir de ahí tratar de entender su funcionamiento sin la ventaja de ese tipo de escapes", sentenció el de Red Bull.


--
Publicado por Blogger en Pasión por la Fórmula 1 el 2/08/2012 01:14:00 PM