[Pasión por la Fórmula 1] Alonso, el hombre que le saca agua a las piedras


Ni el más tifosi de los tifosi se esperaba una victoria de Ferrari en el GP de Malasia, absolutamente nadie. Ni el mismo Fernando Alonso se imaginaba que al final de la carrera iba a estar en lo más alto del podio.

Pero como a menudo nos acostumbra, Malasia nos ofreció una carrera con piso mojado, y como menudo nos acostumbra, el asturiano le sacó todo el rédito a una Ferrari que antes de largar no tenía precisamente eso… réditos.

Alonso obtuvo hoy una victoria épica, que no estaba en los planes de nadie y con el coche más lento de los de arriba, se va de Malasia puntero del campeonato. Por tres motivos, porque la lluvia trastocó los planes de todos, es cierto. Porque esto le permitió demostrar una vez más porque Fernando está catalogado como uno de esos pilotos especiales. Y lo principal, porque la escudería Sauber, a mi humilde parecer, prefirió sacrificar su primera victoria como equipo en pos de una sociedad tranquila con Ferrari.


En ese Sauber casi desnudo de publicidad a colores blanco y negro, número 15, Sergio Pérez desembarcó finalmente en la F1 como piloto llamado a ser de los grandes, de futuro. En su 19na participación y en Sepang, exactamente como Fernando Alonso el 23 de Marzo de 2003, el checo se ha subido por primera vez al podio consiguiendo el segundo lugar.

Sergio Pérez fue el hombre de la carrera. El ganador moral más que ningún otro hoy ha sido el mexicano. Estuvo a tiro de la victoria, la palpó, la acarició, coqueteó con ella, demostró que con un coche rápido puede ser más rápido que Alonso. Le descontó más de un segundo por vuelta y lo amenazó, lo midió. Hasta que llegó el mensaje por radio a siete vueltas del final que era mejor preservar los 18 puntos del segundo puesto que arriesgarse por la victoria. Cuando al checo le alcanzaba con activar el DRS en la recta.

Y después del mensaje, Pérez se despistó, siguió de largo en el lugar menos impensado, donde en cada una de las vueltas anteriores le había descontado décimas y décimas.


Hamilton los acompañó en el podio, sobrio, serio, con cara de haberse perdido otra oportunidad. Dos poles en siete días, ninguna victoria, dos terceros puesto. Sabe a poco por el rendimiento superior que ha mostrado Hamilton. Pero no tuvo la culpa. Las dos veces que pasó por boxes, se encontró con problemas técnicos. Las paradas demoraron más de la cuenta y ello lo distanció de la Ferrari y el Sauber.

Jenson Button, en cambio, se quedó en Australia. El otro de McLaren estuvo desconocido, perdió la paciencia con un HRT que divagaba momentáneamente en una inesperada undécima posición, rompió su alerón delantero y de ahí en más rifó la carrera. Quedó en el fondo, se complicó, pasó cinco veces por boxes y se quedó fuera del top ten.

La misma suerte prácticamente corrió Michael Schumacher. Conservador en la largada, Schumi que partía tercero perdió una posición ante el Lotus de Romain Grosejan quien luego en la cuarta curva lo tocaba infelizmente haciendole cometer un trompo. Entonces el káiser tuvo que remontar desde atrás con un mercedes que en mojado resultó poco productivo. Terminó llegando en la décima posición producto del abandono de Pastor Maldonado a tres vueltas del final.


La carrera se inició con el piso mojado y todos calzando neumáticos intermedios pero la lluvia comenzó a caer con intensidad y se optó por para la carrera. Para entonces, como todos habían ido por los neumáticos de lluvia extrema, Pérez se acomodó tercero.

Tras una hora de espera el Gran Premio se reinició con safety car con los McLaren en punta, entonces Button fue el primero en ir a boxes por los intermedios y en la vuelta posterior toca con Karthikeyan. Pérez quedó segundo y cuando Hamilton fue a boxes, se convirtió en líder por primera vez en su corta trayectoria. Llego el momento de su parada y Fernando Alonso pasó a ser primero, checo salió y se posicionó segundo y a partir de allí la lucha fue cerrada entre ellos dos. El Sauber tomó mejor los intermedios y vuelta a vuelta Pérez dejaba su sello con récord tras récord. Hasta que llegó la última parada, fueron por los lisos, y allí tuvimos la segunda parte de la batalla hasta que se escuchó el mensaje por radio para Pérez.



--
Publicado por Blogger en Pasión por la Fórmula 1 el 3/25/2012 10:09:00 AM